Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
Entretenimento
Opinión
Cuidad
Estados
Revista
Contacto

Noticia

Vetan al Estadio Jalisco por grito homofóbico




Fecha: 2020-01-21


El lugar donde nació el grito homofóbico pasará a la historia también como el primer escenario que resulta vetado por negarse a erradicarlo. Una vez más apareció el “eh, puto” en la grada del Estadio Jalisco y la Comisión Disciplinaria anunció este lunes que el inmueble será castigado por un encuentro. Así, Atlas tendrá que jugar a puerta cerrada el 31 de enero contra Xolos de Tijuana.


“La Comisión Disciplinaria informa que se ha determinado sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco para el encuentro Atlas vs. Tijuana (Jornada 4, 31 de enero), del Torneo Clausura 2020; en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la jornada 2 entre el Atlas y el Puebla”, se anunció este lunes.


Lo ocurrido el viernes pasado sentará un precedente, pues por primera vez un inmueble del futbol mexicano es vetado por culpa del grito. Precisamente el Jalisco es donde nació dicha expresión, durante el Preolímpico de la Concacaf del año 2004, cuando la Selección Nacional era dirigida por el argentino Ricardo Antonio La Volpe. Hoy, dicha expresión está prohibida por la FIFA, por considerarla homofóbica.


Pese a muchos intentos por erradicar el grito, la Federación Mexicana de Futbol ha fracasado. Hasta ahora, ninguna campaña sirvió para crear profunda consciencia y que los aficionados dejen de expresarse así, antes de que las consecuencias sean graves por un posible castigo por parte de la FIFA, si el caso se repite en partidos de índole internacional.


Atlas perdió el viernes pasado como local frente al Puebla por 1-0. La afición explotó ante la impotencia de ver a su equipo caer. El árbitro Adonai Escobedo se apegó al protocolo que establece el nuevo reglamento. Con el primer grito, se dio un aviso en el sonido local. En el segundo, ordenó una pequeña pausa en el encuentro y para el tercero, mandó a los equipos a sus vestidores.


Ese tiempo lo aprovechó el capitán del Atlas, Martín Nervo, para acercarse a la cabecera norte, donde se encuentra la barra rojinerga. El argentino pidió a los aficionados que dejaran de gritar de esa manera. Al cabo de unos minutos, el partido se reanudó y la expresión por parte de la tribuna apareció por cuarta ocasión. Tal como contempla el reglamento, ya no se detuvo el duelo y sólo se avisó en el sonido local que el caso se turnaría a la Comisión Disciplinaria para establecer el castigo.


Reenviado por Redacción / #MásClaro.


Nota original Publimetro





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200