Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
Revista
Contacto

Noticia

Crisis Política en Nuevo León




Fecha: 2023-12-07


Alan Mestre Duarte


" No se puede chiflar y comer pinole al mismo tiempo " 


Antes de explicarles el motivo de la crisis política que atraviesan las y los neoloneses, he de confesarles que nombrar mis columnas entre dichos y refranes, tiene como finalidad preservar la identidad que nos caracteriza a las y los mexicanos; pues se  han ido opacando en la generación millenial, al utilizar acrónimos provenientes de anglicismos como: GPI (gracias por invitar), LIT (literalmente), HOLI (hola), por cierto, para los que no me conocen, es el que más me choca, HDSPM (ese mejor se los dejo de tarea), etc . 


Adentrándonos al tema, el significado de este dicho, refiere a que no se pueden hacer dos cosas a la vez, tal y como lo pretendía hacer el gobernador, Samuel Alejandro García Sepulveda; al querer seguir gobernando el Estado de Nuevo León, nombrando a uno de los suyos como su sucesor,  y, a la vez, realizar actos de precampaña por Movimiento Ciudadano, para buscar la presidencia de la República, mediante una licencia de separación del cargo. 


En ese sentido, debo destacar algunos aspectos jurídicos, para entender el desbarajuste que armó Samuelon de Nuevo León; 1) La licencia en cuestión, debe solicitarse ante el Órgano Legislativo de Nuevo León, para que este último la apruebe, y, a su vez, la Comisión de Gobernación y Organización Interna de los Poderes, estudie y analice diversos perfiles, entre los cuales, elige a uno, después lo somete a consideración votación y en su caso aprobación del Pleno, y finalizando con la designación del gobernador interino; 2) El plazo para separarse de sus funciones como Gobernador, es de cuando menos seis meses antes de las elecciones del próximo dos de junio del dos mil veinticuatro.


Ahora bien, en razón de las acciones realizadas por Samuel García, por cierto, contrarias a derecho, como la de nombrar a su más allegado, Javier Navarro, como el “encargado de despacho” en una especie de interinato del Gobierno, es decir, sin seguir el procedimiento explicado en el primer punto del párrafo anterior; el Congreso local, por su parte, decidió tomarle protesta como gobernador interino a Arturo Salinas, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nuevo León; es decir, y pa-pronto, en ese momento habían dos gobernadores al frente del Estado de Nuevo León; razón por la cual, el Gobierno y el Órgano Legislativo, ambos de la Ciudad de Nuevo León, decidieron promover un juicio de controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación; el primero, promovido por Samuel Garcia en contra del Congreso de Nuevo León, por la toma de protesta de Arturo Salinas, y, el segundo, promovido por el Órgano Legislativo, en contra del nombramiento de  Javier Navarro, hecho por García Sepulveda. 


Antes de proceder, he de aclararles que la Controversia Constitucional es un juicio que busca resolver un conflicto entre los Poderes de la Unión,  órganos autónomos o niveles de gobierno, en donde consideran que un acto, omisión o norma invaden su esfera de competencia. 


Por lo anterior, debemos destacar que la resolución de las dos controversias constitucionales, emitida por el ministro Javier Laynez Potysek, determinó que, con el objeto de no poner en riesgo el principio de separación de poderes, el órgano legislativo tiene que volver a realizar el proceso de designación del gobernador interino; o sea, le dio un revés a lo también solicitado por Samuel García, en donde pretendía que el Congreso, no fuera el encargado de designar al sucesor de su Despacho, o sea, le importó un comino que esto último no tuviera sustento alguno, pues impedirle a las y los diputados, de nombrar al sucesor del gobierno, podría poner en peligro la gobernabilidad misma del Estado, ya que estaba aprobada su la licencia de separación del cargo. En otras palabras, la designación unilateral de Samuel García a su más allegado, como una especie de interinato al frente del Despacho de Gobierno, invadió las facultades del Poder Legislativo, y, por si fuera poco, también vulneró el principio de división de poderes.


Por cierto... he aquí la importancia de los pesos y contrapesos de los tres poderes de la Unión. Lamentablemente, el único que nos queda como un contra peso, es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues los Poderes Ejecutivo y Legislativo (sin mencionar los órganos autónomos), son dominados por MORENA, y eso, porque los ministros que conforman a la Suprema Corte no son elegidos por el voto popular; sin embargo, el partido oficialista ya lo anda preparando para que así sea... imaginense a nuestro México, sin el único contra peso que le queda. Ahora sí todo el poder, recaería en manos de una sola persona. 


Bajo esa tesitura, posteriormente, el Congreso del Estado, mediante un dictamen aprobado por el Pleno, designó el miércoles pasado como gobernador interino a Luis Enrique Orozco, vicefiscal de Nuevo León, mismo que Samuel García calificó como un “gobernador espurio”. Sin embargo eso no fue lo vulgar del Doctor, sino, más bien, fue lo ocurrido el día de la sesión de las y los diputados neoloneses para la toma de protesta de Enrique Orozco, ya que en dicha sesión, mandó a un grupo de encapuchados para que tomaron la tribuna del Congreso, en la que rompieron la sesión de debate, con el lanzamiento de una bomba de humo, obligando a las y los representantes populares, abandonar el Pleno del Congres. Además, por si fuera poco, en su última medida como Gobernador, publicó un Decreto en el que estableció  que el Palacio de Gobierno en Monterrey, sería el único recinto oficial del Poder Ejecutivo de Nuevo León, en donde aprovechó a los elementos de la fuerza civil para su resguardo, y en donde también cercó el palacio de gobierno, horas antes de que entrara en vigor la cita licencia de separación del cargo, para que el nuevo Gobernador Interino, Luis Enrique Orozco, el cual fue respaldado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no pudiera hacer uso de sus funciones. 


A García Sepulveda, le tomó diez días en darse cuenta que la chicanada política que pretendía hacer ( la de gobernar e irse a campaña al mismo tiempo ), lo iba a orillar a perder el mando de la gubernatura del Estado, pues el Congreso, como ya lo vimos, es el único facultado en designar al encargado de despacho del Gobierno Neolonés, por lo que se arrepintió, y prefirió renunciar a su licencia de separación del cargo, para así poder regresar a sus funciones como gobernador. 


Bueno, al final, la batalla entre los dos gobernadores de Nuevo León se ha acabado , pues el Congreso Estatal, aprobó este lunes el regreso de Samuel García como gobernador. Pero, para llegar a eso, Luis Enrique Orozco, en un primer acto, anunció su renuncia como mandatario sustituto, y en donde señala que fue debido a la falta de condiciones, y preservación de la gobernabilidad en la entidad, misma que fue aprobada por las y los diputados de dicho Estado; segundo acto, el órgano legislativo aprobó por mayoría de votos , la reincorporación del tik-toker Samuel García a sus funciones, es decir, tuvo que declinar a la licencia de seis meses con la que pretendía contender a la Presidencia de la Republica por Movimiento Ciudadano. 


La duda es, ¿cuál habrá sido el motivo por el cual prefiero regresar a gobernar, y no hacer uso de su licencia para contender por el más alto cargo político que uno puede aspirar?, ¿será acaso que le instruyeron mejor regresar, para que su sucesor, no destapara a la luz pública diversas mañanas administrativas al interior de su administración? 


En mi opinión, de tanto alarde en sus contenidos de TikTok, X, Facebook, Instagram, y no se cuántas más redes sociales tenga el influencer, respecto de que él es la nueva política, sus mentiras y mañas (como ya lo vimos), son las mismas o peores tácticas de la vieja política. De nuevo nada más tiene la  edad, la cara, y algunos contenidos chistosos que sí llegan a entretenerte el rato de ocio.


Por último, he de confesarles que esta novela escrita por Samuel García, pudiera llegarle a los talones del novelista colombiano Gabriel García Márquez; pues llevar a una crisis política a todo un Estado, a tu partido político, y al final de cuentas regresar como si nada… la neta sí es un novelón.


¡Ay, Samuelito! Entre tantos doctorados que te vanaglorias, hasta con mención Summa Cum Laude, no dudo que con esta obra, puedas ser nominado como candidato al premio nobel de literatura. Por cierto, vas a tener que ir haciendo campo a lado de los fosfo-fosfo. 





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200