Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
Revista
Contacto

Noticia

El Chacal




Fecha: 2024-01-02


(todo que ver)


 


Primero y antes que todo les abrazo a la distancia física, pero cercana en sensatez, honestidad, fraternidad, y solidaridad, esperando lo mejor en este año 2024 y los que vienen delante, a nombre de este Chacal, los que realizamos esta publicación, editores, periodistas, directores, los que aquí colaboramos y a título personal, lo mejor para sus familias.


Realmente estoy dividido, entre propósitos, y deseos, pues desear, apetecer, querer, anhelar son estructuras del pensamiento que nos encaminan a alguna acción, para conseguirlos, o esperar la providencia de algún factor del pensamiento mágico, para que estos se materialicen, en cambio propósito, es desde mi entendimiento, algo que lleva una meta, un objetivo, en la mayoría de las veces, alcanzable, con determinación, voluntad, esfuerzo, inteligencia, que se concreta por medio de acciones específicas, para que en un plazo determinado, en tiempo y espacio, los veamos realizados, por tal motivo, dicho lo anterior creo que en este 2024 deberíamos de hacernos el PROPOSITO, de cumplir nuestros DESEOS. Y digo esto porque a veces dejamos la voluntad, y permitimos que otros (unos cuantos) se roben nuestros deseos, y apaguen nuestros propósitos. La noche de anoche en algún lugar de este país, y al sonar las doce campanadas rodeado de mis chacales favoritos, de pronto me invadió un miedo incontrolable, pues mientras nos abrazábamos, escuche unos tronidos, y por un momento el no saber si eran cohetes, detonaciones desato mi temor, se escuchaban gritos, por un momento detuve la algarabía, y pensé que lo que esta pasando en el país, me esta robando la tranquilidad, las ganas, los deseos, la paz, esta opacando mi voluntad, esta apagando mis propósitos, volviéndome un conformista, que solo dice: con que estemos vivos, y haya panNO ni madres, NI MADRES!!!


Soy un forjador de mi destino, y deseo un país mejor, un futuro con certeza, un día a día, con verdad, un pueblo con dignidad, con alegría, con memoria…pero sin rencor, con sueños y propósitos, pero con la seguridad de que todos tenemos derecho a volverlos realidad, mi propósito este 2024 será el que tendré la fuerza para decir la verdad, y el valor para no caer en la cómoda tentación de omitirla. En un país donde el gobierno privilegia los derechos de los que nos roban nuestros sueños, el perdón a los que cometen, solapan, omiten, minimizan las tragedias de los demás, con una justicia tuerta, sin valor, sin oportunidad, sin paridad, sin equidad, sin igualdad, pasando por sobre todas las voluntades, cortando vidas, extinguiendo las familias, ignorando los valores ancestrales, por complacencias mezquinas. Te comparto, te invito a que te propongas dejar este mundo, este país, esta ciudad, a tu familia, mejor de como la encontraste, que tu paso sea un recordatorio de que todos podemos ser mejores personas, reconocer que, si somos aspiracionales, pues el universo, el polvo de las estrellas, el progreso de la humanidad, sin duda, algún día fueron un sueño, que ha cumplido…un propósito.


No te deseo que el año 2024 te traiga… NO el año no trae nada, este hecho solo de 365 días, que tu tendrás que salir a luchar por lo tuyo, a elegir bien cómo quieres el resto de tus días, pues una mala elección puede cambiar para siempre tu futuro, NO te conviertas en un observador, se el escritor de tu historia, con tinta permanente, con la mano firme y el corazón dispuesto, yo les deseo a mis “mexicanos buenos” abrazos,  a los que vulneran nuestros sueños, rompen nuestros propósitos comunes, atacan a nuestra sociedad, agreden a las autoridades…BALAZOS, y el peso de la LEY.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200