Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
Revista
Contacto

Noticia

¡Alerta roja! México lidera el ranking mundial de corrupción, según Transparencia Internacional




Fecha: 2024-01-31


Ciudad de México, 31 de enero de 2024 - Las alarmas se encienden en México al conocerse el último Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2024 elaborado por Transparencia Internacional. El preocupante informe sitúa al país en el deshonroso primer lugar a nivel mundial, evidenciando un problema arraigado que requiere atención urgente.


¿Qué tan mal está México? La calificación obtenida es de apenas 31 puntos sobre un máximo de 100, lo que significa que la percepción de corrupción en el sector público es extremadamente negativa. Superado únicamente por Venezuela (28 puntos) y Somalia (25 puntos), México queda incluso por detrás de naciones con similares niveles de desarrollo como Guatemala (32 puntos) y Honduras (32 puntos).


¿Dónde se siente la corrupción? Transparencia Internacional apunta a diversos ámbitos como caldo de cultivo para este fenómeno: contratación pública, administración de justicia, seguridad pública... La lista es amplia y alarmante.


¿Cuáles son las consecuencias? Que la corrupción no es un simple indicador, sino que tiene un impacto devastador en el desarrollo económico y social del país. Las palabras de Delia Ferreira Rubio, Secretaria General de Transparencia Internacional, son contundentes: "La corrupción es un obstáculo para el desarrollo de México. Perjudica a los ciudadanos, socava la confianza en las instituciones y frena el crecimiento económico".


¿Se está haciendo algo? El gobierno mexicano ha implementado medidas como la creación de la Fiscalía General de la República Especializada en Combate a la Corrupción. Sin embargo, los resultados del IPC demuestran que estos esfuerzos no han sido suficientes.


¿Hacia dónde vamos? Para erradicar la corrupción, coinciden los expertos, se requieren cambios estructurales profundos: fortalecer instituciones, mejorar la transparencia y la rendición de cuentas, y fomentar una cultura de legalidad. La tarea es ardua, pero ante la gravedad del diagnóstico, postergarla es sencillamente impensable.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200