Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
Revista
Contacto

Noticia

La escasez de agua amenaza a la Ciudad de México




Fecha: 2024-02-01


Redacción. 


 


La Ciudad de México enfrenta una grave crisis hídrica que pone en riesgo el abastecimiento y la calidad del agua para sus más de 20 millones de habitantes. La sobreexplotación de los acuíferos, la falta de infraestructura, la contaminación y el cambio climático son algunos de los factores que han provocado esta situación.


Según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Sistema Cutzamala, que provee el 40 por ciento del agua potable a la capital y al Estado de México, se encuentra al 60 por ciento de su capacidad, lo que ha obligado a reducir el caudal y a realizar cortes periódicos del servicio.


Además, el 67 por ciento del agua que se consume en la Ciudad de México proviene de los acuíferos locales, que se extraen a un ritmo mayor al de su recarga natural, lo que ha generado un déficit hídrico y un hundimiento del suelo.


La escasez de agua también afecta la calidad del líquido, que en muchos casos no cumple con los estándares sanitarios y puede contener bacterias, metales pesados, plaguicidas y otros contaminantes. Esto representa un riesgo para la salud de la población, especialmente de los sectores más vulnerables, que no tienen acceso a sistemas de tratamiento o purificación.


Ante este panorama, las autoridades y la sociedad civil han planteado diversas acciones para garantizar el derecho humano al agua y promover un uso eficiente y sustentable del recurso. Entre ellas se encuentran:


  • La rehabilitación y el mantenimiento de la red hidráulica, para evitar las fugas que se estiman en un 40 por ciento del agua distribuida.

  • La implementación de programas de captación de agua de lluvia, reúso de aguas residuales y recarga de acuíferos, para aprovechar las fuentes alternativas de agua.

  • La concientización y la educación de la ciudadanía sobre la importancia de ahorrar agua y adoptar hábitos de consumo responsable.

  • La participación y la coordinación de los diferentes niveles de gobierno, las instituciones académicas, las organizaciones sociales y el sector privado, para diseñar e implementar políticas públicas integrales y efectivas para la gestión del agua.

La crisis del agua en la Ciudad de México es un desafío que requiere de la atención y la acción de todos los actores involucrados, así como de la solidaridad y la corresponsabilidad de la sociedad. Solo así se podrá asegurar el abasto y la calidad del agua para las presentes y futuras generaciones.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200