Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

Debate presidencial Brasil: de cara a la segunda vuelta. Bolsonaro vs Lula




Fecha: 2022-10-24


Por Arturo Meneses Mata 


El pasado domingo 16 de octubre, se presenció la discusión entre los dos candidatos más votados en la primera vuelta: Jair Bolsonaro que obtuvo un 43.2% de los votos y Luiz Inácio Lula da Silva con un 48.4% frente a las elecciones a desarrollarse el próximo 30 de octubre. El debate fue televisado y organizado en colaboración con el Grupo Bandeirantes, TV Cultura, Folha de São Paulo y Portal UOL y se encontró dividido en tres bloques. 


Durante el primer bloque, Bolsonaro ahondó someramente sobre el Proyecto de Ley 2337/2021 de la Reforma Tributaria en Brasil, formulada por el Gobierno brasileño y presentada por el Congreso brasileño cuyo objetivo es reducir los impuestos a 30 millones de personas, recortar el impuesto a las ganancias corporativas y aumentar los gravámenes sobre los dividendos de las grandes empresas.


Por otra parte, habló del programa Auxílio Brasil, que es un mecanismo impulsado por su gobierno sobre varias políticas públicas de asistencia social, educación, empleo e ingresos, dirigido a familias en situación de pobreza y extrema pobreza en todo el país. En el desarrollo del debate enfatizó que los recursos de este programa triplican aquellos otorgados en comparación con Bolsa Familia implementado bajo la administración de Lula da Silva que consistía según él, en el apoyo de 42 reales por mes para toda una familia. Bolsonaro aseveró que en febrero de 2020 se declaró estado de emergencia en Brasil frente a la pandemia del Covid-19. 


Mientras tanto, el candidato Lula da Silva, ensalzó los logros dentro de su mandato (2003- 2010)  aseverando que fue el gobierno con la mayor política de inclusión social, que se generaron 22, 000 empleos y se aumentó el salario mínimo, además, fue durante su mandato donde se construyeron más universidades técnicas. Por otra parte, hubo ayuda al productor rural y un aumento del 74% del salario mínimo. Destacó el Programa de Aceleração do Crecimiento PAC, (por sus siglas en portugués), implementado en el año 2007, que englobaba el conjunto de políticas económicas planeadas para los cuatro años siguientes por la búsqueda de la reconstrucción del país. Como última intervención dentro del primer bloque, dijo que Brasil posee el 3% de la población mundial y también el 11% de las muertes fruto de la pandemia. De frente a Bolsonaro, Lula argumentó que la vacunación ya estaba operando en 57 naciones cuando Brasil comenzó apenas a vacunar a su población y que Jair Bolsonaro recibió ofertas de vacunas pero no quiso comprar porque no creía en la pandemia, de igual modo, comparó lo acontecido con la emergencia sanitaria frente a la influenza H1N1 durante su administración destacando que logró vacunar a 80 millones de brasileños en 3 meses. Lula sintetizó su papel dentro de las Favelas específicamente en el Complejo de Alemão, y aseveró que durante su mandato existió un mejor trato hacia las fuerzas armadas. 


En el segundo bloque, Lula da Silva, mencionó que los Ministros deben poseer el currículo y los estudios necesarios para ocupar sus cargos, asimismo, que resulta necesario adoptar una postura de dignidad y no colocar amigos, ni compañeros solo por poseer cierto vínculo, ya que ello es un proceso de atraso para el país. Los miembros de la Suprema Corte deben ser elegidos por sus competencias. Por último, mencionó que actualmente Brasil se encuentra importando gasolina de los Estados Unidos y que considera que privatizar no es la solución para nada. 


El actual presidente de Brasil, mencionó la nueva política de precios a través de reducción de impuestos federales de los combustibles en la que los senadores votaron en contra. Visibilizó que Brasil posee una de las gasolinas más baratas del mundo y presentó las acusaciones que Lula le ha hecho catalogándolo de genocida, miliciano y ahora hasta de pedófilo. 


Finalmente, en el tercer bloque se habló sobre la educación durante la pandemia donde los alumnos de escuelas públicas enfrentaron una media de 287 días sin escuela, generando asimismo desigualdad entre niños blancos y negros, ricos y pobres. 


Lula da Silva, habló sobre la estrategia para recuperar a esos alumnos que se encuentran atrasados debido a que no contaron con una computadora para poder estudiar. Las políticas implican la operación del Gobierno Federal a través del Ministerio de Educación apoyados de profesores que trabajen en sábado y domingo, aseverando que es un hecho que durante el confinamiento los pobres y los negros aprendieron menos. 


Rescató el trabajo de Petrobras para poder extraer petróleo a más de 7000 metros de profundidad y que durante su gobierno fue la segunda mayor empresa de energía del mundo.  


Finalmente, Lula aseveró “cuando dejé la presidencia, Brasil estaba creciendo un 7.5%, voy a gobernar nuevamente el país porque necesita a alguien que cuide de él” esgrimió, que durante su gobierno 42 millones de brasileños formaron parte de la clase media y que en el año 2003 fue él quien garantizó la libertad religiosa. Refirió que el Estado brasileño llegó a ser la sexta economía del mundo y que es menester cuidar de la Amazonia y compartir el conocimiento científico con otros países para que la pueden explorar correctamente frente a las problemáticas de deforestación que actualmente está atravesando. 


Bolsonaro, sostuvo que los alumnos eran analfabetos ya desde el gobierno de Lula y rescató el papel que tiene Grapho Game como la política nacional de alfabetización dentro de su administración que utiliza las TIC’s. Recordó nuevamente el escándalo del Petrolão y el desvío de recursos, así como la construcción de las tres refinerías propuestas por Lula de las cuales, no terminó ninguna. Y le cuestionó a Lula da Silva directamente ¿Quién va a ser tu próximo Ministro de Economía? 


En el contexto internacional situó el apoyo de Lula hacia Chávez y Maduro en Venezuela, a Daniel Ortega en Nicaragua y a Gustavo Petro en Colombia, se refirió a la situación económica difícil que impera en Venezuela el país más rico en petróleo así como la crisis en Argentina donde el 40% de su población está en la pobreza.


Como conclusión, Bolsonaro dijo que Brasil pasó de posición número 13 a la 10 en cuanto a economías del mundo, y, aseveró “quiero un país con libertad de expresión, un país sin drogas, no al aborto, respetamos a la vida, si a la propiedad privada, respeto al hombre del campo, pleno derecho a la legítima defensa y no a un país de retroceso, “finalizó.


Contacta al autor: lmenesesmata@yahoo.com.mx  


 


 


 


EL CONTENIDO EXPRESADO EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES Y NO REPRESENTAN LA POSTURA POLÍTICA DEL DIARIO MÁS CLARO CLICK INFORMATIVO.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200