Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

Una Precisión Necesaria.




Fecha: 2022-10-31


Por: J. Felipe Escorcia Martínez 


         Desde el inicio en 2018 del gobierno de la 4T, no pasa un solo día sin que los partidos de oposición al lado de sus aliados, llámense de la "sociedad civil", "periodistas" o comentócratas pretenden exhibir o cuestionar las acciones que realiza el presidente de la República. Un día sí y el otro también, intentan restarle credibilidad a lo que realiza Andrés Manuel López Obrador, pero no con hechos que sustenten sus dichos, sino con afirmaciones carentes de pruebas; tal es el caso de la supuesta "militarización" del país. Ellos, que en sexenios pasados callaron o aplaudieron como focas, hoy enarbolan la bandera de los derechos humanos.


Si bien es cierto que algunos funcionarios del gobierno federal le han fallado al pueblo de México, también hay que resaltar los logros de la mayoría de quienes conforman el Gabinete Legal y Ampliado del Ejecutivo federal.


         Todo lo anterior viene a colación por lo que, en su momento, pretendió denostar la derecha con la actitud que tomó el Secretario de la Defensa Nacional, General Luis Crescencio Sandoval González, al rechazar una invitación de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados. El motivo era aclarar, a puerta cerrada, el hakeo que realizó el denominado grupo internacional Guacamaya a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que difundieron ampliamente los medios corporativos y los opositores al actual gobierno federal; sin embargo, esta situación se eclipsó por la aparición del libelo "El Rey del Cash", de la señora Elena Chávez. Por ello, no trascendió la supuesta arrogancia y desacato del General Secretario de la Sedena, como adujo el sector opositor.


         Para aclarar las cosas es necesario remitirnos al artículo 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el que se estipula que todos los Funcionarios deberán, a solicitud del Congreso de la Unión, comparecer ante éste para informar o contestar cuestionamientos de los legisladores a su hacer. No fue el caso de la invitación, ya que en el oficio que emitió el diputado presidente de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara baja, el diputado panista Luis Alberto Villareal García, del día 6 de octubre, se acordó, con los integrantes de la misma, el formato y la invitación al General Luis Crescencio Sandoval para una reunión de trabajo. Para el 7 del mes en curso, se ratificó la mesa de trabajo con el representante de la Defensa Nacional y el protocolo a seguir; sin embargo, el 11 de octubre el diputado Sergio Barrera Sepúlveda, del partido Movimiento Ciudadano, le dirigó al General el siguiente oficio: "Agradecemos que haya respondido a nuestra petición de acercamiento con Usted; sin embargo, de manera personal, no puedo pasar la oportunidad de comentarle, con todo respeto, que la idea principal de esta reunión de trabajo fue generar un espacio abierto y de rendición de cuentas hacia los ciudadanos, en una reunión carrada en las instalaciones de la Sedena: Por lo que no puedo dejar de señalar que, tanto un Servidor, como los que integramos la bancada naranja, no estamos de acuerdo con el formato de dicha reunión ..." ¿Con estas líneas qué pretendía lograr el diputado Barrera Sepúlveda?


         En su momento, el acuerdo que aprobaron los integrantes de la Comisión fue unánime, no hubo objeciones. Pero con ese oficio del  representante de Movimiento Ciudadano, reventó la reunión de trabajo al exigir al titular de la Sedena rendir cuentas ante la Cámara de Diputados. Por ello la negativa del General, ya que el diputado federal de manera imprudente y con tal exigencia, provocó la respuesta. A la invitación que realizaron desde la Comisión, y con tal imposición, estaba en su Derecho el dirigente de las fuerzas armadas a negarse; ya que, los únicos que tienen facultades para convocar, de acuerdo a la Ley, a cualquier funcionario federal en funciones, son el Congreso de la Unión o una Comisión Bicameral y no como pretendía el diputado federal Barrera Sepúlveda.


         A raíz de ello, las rémoras de la Derecha manejaron términos contra el Secretario de la Defensa desde el menosprecio, desacato, incumplimiento o arrogancia; denotando su ignorancia de la Carta Magna. No les funcionó esta narrativa, ya que el 18 del presente se llevó a cabo la reunión de trabajo con el General Secretario y, como siempre, han quedado expuestos como lo que han sido y siguen siendo: personajes que viven a costa del erario público y aunque se digan representantes del Pueblo, como las senadoras panistas María Lilly del Carmen Téllez, Kenia López Rabadán y la diputada Xóchitl Gálvez, sólo son las marionetas de su patrón el empresario de oscuro pasado Claudio X. González. 


         Afortunadamente el pueblo de México ha despertado de su letargo en el que lo tenían los Medios tradicionales y los regímenes priistas y panistas; hoy está más politizado e informado y ya no consume lo que quieran darle. Ya cuestiona e indaga, pero sobre todo, hace valer su Derecho de exigir a sus representantes políticos y menosprecia a quienes pretenden minimizarlo y tacharlo de ignorante.


 


 


 


EL CONTENIDO EXPRESADO EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES Y NO REPRESENTAN LA POSTURA POLÍTICA DEL DIARIO MÁS CLARO CLICK INFORMATIVO.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200