Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

El islam en Qatar, sede del Mundial




Fecha: 2022-11-11


REDACCIÓN 


DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Qatar es una nación musulmana con leyes, costumbres y prácticas arraigadas en el Islam. No es tan liberal como Dubái, en Emiratos Árabes Unidos, ni tan conservadora como algunas partes de Arabia Saudí. La mayoría de sus ciudadanos son musulmanes suníes.


El clan con más poder del país es originario del interior de la Península Arábiga, donde nació ideología wahabí. Su mezquita nacional lleva el nombre de una figura religiosa del siglo XVIII, Mohammed Ibn Abdul-Wahhab, quien impulsó la interpretación ultraconservadora del islam suní conocida como wahabismo.


A quienes visitan esa mezquita y otras en el país se les pide que vistan de forma conservadora: los hombres con las rodillas cubiertas y las mujeres, preferiblemente, con túnicas sueltas llamadas abayas y pañuelo en la cabeza.


A diferencia de Arabia Saudí, donde la adhesión al wahabismo derivó en una estricta segregación de los hombres y las mujeres solteros, prohibió conducir a las mujeres y les vetó acudir a conciertos, cines e incluso a clases de yoga durante décadas, Qatar lleva años patrocinando las artes, cuenta con mujeres en altos niveles de gobierno y anima a los turistas a sentirse cómodos en el país. Además, permite la venta de alcohol en hoteles y bares con licencia.


Antes de la llegada de los fanáticos a Qatar para el Mundial de la FIFA, un vistazo a cómo se practica el islam en el país.


EL ISLAM EN QATAR


Las mezquitas qataríes amplifican la llamada al rezo cinco veces al día a través de sus altavoces, incluyendo al amanecer y al anochecer.


Es habitual que los musulmanes utilicen frases como “alhamdulillah”, que significa “alabado sea Dios” o “gracias a Dios”, e “Inshallah” o “si Dios quiere”. El saludo tradicional árabe musulmán, “as-salamu alaikum”, podría traducirse como “la paz sea contigo”. Las referencias a Dios, como “ya Allah” y “Allahu akhbar”, pueden oírse en momentos de aflicción o de celebración.


Los musulmanes creen que Dios reveló el Corán a Mahoma, quien está considerado parte de una larga lista de profetas importantes, como Moisés y Jesús, además de el último profeta del islam.


El islam es una religión monoteísta. Los musulmanes creen que el Corán es la continuación de los valores fundamentales de la Torá y la Biblia.


Las leyes qataríes se basan en la ley religiosa islámica o sharía, pero también incluyen normas civiles.


TABÚES


La mayoría de las mujeres qataríes se cubren la cabeza con un pañuelo o hiyab y usan largas túnicas negras llamadas abayas. Los hombres se visten con una prenda tradicional blanca, larga y holgada, conocida como “thoub”.


En general, se espera que los turistas se vistan de forma que respeten las normas del país y eviten muestras públicas de afecto como besos, incluso entre parejas casadas. Las prendas transparentes o que dejan al descubierto la piel se reservan estrictamente para piscinas y playas.


Algunas mujeres musulmanas prefieren no estrechar la mano de los hombres con quienes no tienen relación directa. A la hora de saludar, es costumbre permitir que las mujeres inicien el apretón de manos si así lo desean.


Aunque el alcohol está permitido en los restaurantes y bares de los hoteles, es ilegal consumirlo en espacios públicos en general. Aunque durante el Mundial podría tolerarse, es recomendable no tomar en público. Durante el torneo, habrá alcohol en ciertas “áreas designadas”.


Las drogas están estrictamente prohibidas en Qatar, igual que la homosexualidad y el travestismo. Los organizadores del Mundial dijeron a The Associated Press que cualquier persona, con independencia de su orientación sexual, puede viajar “sin temor a ningún tipo de repercusiones”.


TOLERANCIA HACIA OTRAS RELIGIONES


La ley qatarí castiga la “ofensa” al islam o a cualquiera de sus ritos y creencias, además de las blasfemias contra el islam, el cristianismo y el judaísmo.


La circulación de textos que provoquen conflictos religiosos o contengan material que difame a una de las tres religiosas es un delito punible. El gobierno monitorea y censura webs, periódicos, revistas y libros si muestran contenidos considerados despectivos para los valores islámicos.


Las autoridades suelen permitir la práctica de diversas religiones en privado, pero el proselitismo de cualquiera que no sea el islam podría acarrear una pena de cárcel. Los hoteles y tiendas, sin embargo, instalan árboles y decoraciones navideñas en diciembre.


Las únicas religiones registradas en Qatar que tienen sus propios lugares de culto son el islam y el cristianismo, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200