Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

Xochimilco, Patrimonio de la Humanidad 'agrietado'




Fecha: 2022-12-13


Por Alejandro Ramos Magaña 

El deterioro ambiental no es algo que se perciba con rapidez como lo es el tráfico vehicular o los impactos de la delincuencia, pero los daños a los recursos naturales envían señales hasta que estalla la crisis e impacta al endeble tejido social.

Una región mexicana, que ha tenido repercusión en los ámbitos nacional e internacional, silenciosamente ha enfrentado al paso de los años un deterioro en su valor ecológico e histórico, las omisiones son constantes a manos de una burocracia cortoplacista y de funcionarios que sólo buscan los trampolines políticos. Hablamos de Xochimilco, el punto de referencia mundial por sus chinampas y por su aún riqueza lacustre que data de la época prehispánica.

Desde la década de los 80 este entorno lacustre, ubicado al sur de la Ciudad de México, levantó las alertas mundiales por el caótico avance de la urbanización. Fue en 1987 cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) le otorga a Xochimilco la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad con el fin de contribuir a la conservación de sus recursos naturales. Y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 1986 tomó bajo su protección a la zona rural y lacustre.

Sin embargo, en dos ocasiones en la última década ha estado a punto de perder la declaratoria internacional debido al desorden que prevalece en el crecimiento de los asentamientos humanos, muchos fuera de norma.

Las chinampas están seriamente amenazadas por la acelerada urbanización y la carencia de un programa de conservación de las mismas. Investigadores del Instituto de Ecología de la UNAM señalan que la zona de humedales, a principios del Siglo XX, poseía 17 mil 400 chinampas agrícolas y a la fecha sólo quedan 3 mil 586.

Suelo y agua están contaminados por descargas irregulares de las viviendas del entorno. Por los canales corren las aguas negras provenientes de barrios que cancelaro las chinampas por el asfalto y concreto como ocurre en Caltongo, que carece de drenaje.

Los asentamientos irregulares se multiplican en la alcaldía Xochimilco y sumaban 323 hasta el año pasado. Algunos datan de hace 50 años, y todos se han ido consolidando en laderas, barrancas y en área natural protegida con precarios equipamientos urbanos.

Se trata de un ecocidio que las invasiones están acelerando y por eso los canales se van desecando, otro tanto contaminados por descargas domiciliarias, proliferan los tiraderos de cascajo y basura, y espacios naturales ceden a canchas de futbol y baños.

Estos asentamientos irregulares no se detienen y se han tolerado a través de cadenas corruptas y de omisiones de los gobiernos en turno.

Las zonas más impactadas están en los pueblos de Santiago Tulyehualco, San Gregorio Atlapulco, Santa Cruz, Nativitas, Santa Cecilia, San Mateo Xalpan, Santiago Tepalcatlalpan, San Francisco Caltongo, entre otros.

La excesiva extracción de agua del subsuelo ha provocado que algunas chinampas se inunden y que otras se sequen por falta de agua en los canales, y lo más grave se presenta en San Gregorio Atlapulco. El fenómeno de hundimientos afecta también a diversas colonias y barrios de la alcaldía de Xochimilco que en épocas de lluvias se inundan de aguas negras.

Los canales se abastecían, hace décadas, de los manantiales y de agua de lluvia, pero debido a que los primeros están casi extintos y las precipitaciones son vez menores cada año, la única opción es abastecerlos con aguas tratadas que provienen de las plantas del Cerro de la Estrella y Milpa Alta, pero la capacidad de éstas es insuficiente para mantener los niveles óptimos de los canales.

El resultado es que Xochimilco se encuentra muy descuidada en materia urbano-ambiental, y requiere de un plan de inversión y de conservación en la región lacustre.

Biólogos del Instituto de Ecología de la UNAM advierten que el distribuidor vial de Cuemanco (inaugurado por el gobierno de Sheinbaum en septiembre de 2021), fraccionó el humedal y además acarreará más presión urbana. En consecuencia se corre el riesgo que al perderse la zona chinampera se eleve la temperatura en la Ciudad de México hasta 2 grados Celsius.

Estudios de investigación se acumulan cada año, como los realizados por la UNAM, la UAM Unidad Xochimilco y Centro Geo (adscrito al Conacyt), pero que no terminar con empatar con planes maestros de crecimiento y desarrollo sustentable, principalmente por falta de recursos y voluntad política de los gobernantes.

Pese a este escenario altamente desfavorable, Xochimilco sigue siendo un tesoro mundial aún por la zona chinampera, pero le urge un plan de saneamiento de sus canales, promover la siembra de árboles de ahuejotes en los linderos con las chinampas, rescatar y conservar el ajolote, así como de una cartera de inversiones público-privadas congruentes con el respeto al ambiente.

Xochimilco representa una atracción global y eso se debe potencializar. Nuevos proyectos pueden ayudar a la conservación y no provocar otros impactos colaterales en la región.

UN PROYECTO PERDIDO...

En 2008, las entonces autoridades del gobierno de Marcelo Ebrard, junto con un grupo de empresarios, intentaron impulsar un proyecto ambicioso de dotar de nuevos servicios de esparcimiento, conservación y transportación a la zona turística de Xochimilco.

La intención era que a través de la inversión privada se lograra una transformación urbana-ambiental-turística, y que esto permitiera en paralelo impulsar planes gubernamentales de ordenamiento al crecimiento de Xochimilco.

Se trató de crear un plan maestro, cuya primera plataforma de acción era la construcción de una acuario en la zona turística, que buscaba proyectar la biodiversidad de México y el mundo. Además, se tenía como objetivo de investigación crear un centro nacional de reproducción y conservación de la fauna acuática en peligro de extinción.

El proyecto consistía en crear un acuario de seis niveles y se ubicaría en la zona lacustre de Xochimilco, previo a realizar trabajos profundos de saneamiento.

También se planeó un jardín botánico que sirviera como un espacio de bienvenida al Mercado de las Flores, el cual sería rediseñado para maximizar el tráfico vehicular; el embarcadero se convertiría en un sitio moderno y emblemático, así como la creación de un parque con albercas, jardines flotantes, canchas deportivas y la Ciénega Chica, totalmente saneada.

Se focalizó un cambio en la infraestructura vial y se proyectaron optimizar los espacios de estacionamiento y, además, elevar el Periférico para crear una conexión vial entre norte y sur. De igual forma, se planeó hacer un paso a desnivel en el Periférico para crear varios accesos al complejo turístico.

En cuanto a la red de transporte regional, se propuso crear ciclovías, llevar el Metrobús y nuevas rutas de autobuses. También la construcción de un paradero sobre Periférico.

Se le puso énfasis a la recuperación de humedales y el agrandamiento de los cuerpos de agua, los cuales serían unificados.

Sobre la situación del agua en Xochimilco, actualmente ésta proviene del río San Buenaventura, el cual es contaminado desde la zona oeste, posteriormente, el agua es tratada en una planta del Cerro de la Estrella y después regresa al Canal Nacional, Lago Huetzalín, Región de las Chinampas y Canal de Cuemanco.

La propuesta era tapar los canales contaminados, recuperar los canales de las ciénegas y construir una planta de tratamiento para generar agua potable. Los canales y chinampas se pueder rehabilitar y para ello se requiere de mayor abasto de agua limpia.

En la parte energética se proyectaba la construcción de paneles solares sobre el Mercado de las Flores y una planta de biogás, la cual generaría energía eléctrica para el acuario. Y en el caso del Mercado de las Flores, lo paneles solares generaran electricidad para el propio inmueble.

La transformación apuntaba al Deportivo Cuemanco, Mercado de las Flores, Parque Ecológico Xochimilco, Pista de Canotaje Virgilio Uribe y clubes deportivos.

Se trató tal vez de un único esfuerzo tripartito donde participaron gobierno de la Ciudad de México, inversionistas privados y comuneros de la región. Las dependencias que ya trabajaron en el proyecto fueron las secretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda, Finanzas, Turismo y Medio Ambiente, así como la empresa de aquel momento del gobierno Capital en Crecimiento y la alcaldía Xochimilco.

El proyecto de transformación abarcaba cinco años de obras de construcción y saneamiento, y debía sentar las bases para un plan maestro de conservación de la zona lacustre para los siguientes 30 años.

Toda esta iniciativa se frenó -sin tener claridad qué lo obstaculizó- y Xochimilco se volvió a quedar envuelta en el sueño de poder recuperar su esplendor lacustre.

A la fecha no existe un plan de estas dimensiones de transformación que lleven a Xochimilco a refrendar la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad.


 


 


 


EL CONTENIDO EXPRESADO EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES Y NO REPRESENTAN LA POSTURA POLÍTICA DEL DIARIO MÁS CLARO CLICK INFORMATIVO.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200


Miguel Angel Regidor
2022-12-13

Tanto que he disfrutado de Xochimilco y tan lamentable escenario que tiene. Espero y deseo que se recupere y rescate ese entorno maravilloso de la Ciudad.