Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

Pescadores rebeldes y mafias exterminan a la vaquita marina




Fecha: 2022-12-19


Por Alejandro Ramos Magaña 

El 24 de septiembre de 2020 quedó prohibido el uso, fabricación, posesión y transportación de redes de enmalle y agalleras en el hábitat de la vaquita marina (Phocoena sinus) en el Norte del Golfo de California.

Esta restricción fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en la que se estableció que los titulares de concesiones y permisos de pesca disponen de 60 días, contados a partir de esta publicación, para entregar en las oficinas de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) las redes de enmalle o agalleras que tengan en su poder, de lo contrario se harán acreedores a las sanciones que dispone la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables.

Sin duda, se trató de un avance sustancial para la conservación de la vaquita marina, cetáceo endémico mexicano, que enfrenta el mayor peligro de quedar extinta en el planeta. En la NOM-059-SEMARNAT-2010 se encuentra clasificada como una especie en peligro de extinción, y en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) se le cataloga como un especie críticamente amenazada.

Lamentablemente y pese a estas inicitivas la pesca furtiva continúa en esta zona marítima debido a las flaquezas y omisiones del gobierno federal, lo que ha provocado que se dispare el comercio ilegal del pez endémico de la totoaba (también en peligro de extinción), que al pescarlo también atrapan a la vaquita marina.

Su hábitat es limitado y abarca aproximadamente 4 mil kilómetros cuadrados, y su tasa de reproducción está catalogada como baja, ya que una hembra llega a tener durante su vida de 2 a 7 crías, según datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De acuerdo con el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), la población actual oscila entre los 6 y 19 individuos e investigadores del Instituto de Ecología de la UNAM advierten que la pesca ilegal de la totoaba (especie mexicana con alta demanda en el mercado asiático, principalmente chino), atrapa en sus redes a este mamífero marino, aunque también la pesca de camarón y de otras especies marinas, como el tiburón, elevan la presión contra dicha especie endémica de México.

En los últimos años se ha venido documentando que la pesca con redes agalleras (que contiene plomo en la parte interior del trasmallo) atenta también contra otras especies en peligro de extinción como son las tortugas golfinas, como ha ocurrido en las costas del estado de Oaxaca, ante la pasividad de las autoridades federales.

Si bien la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) asegura que la vigilancia de la Vaquita se ha intensificado en el Alto Golfo de California y en el Golfo de Santa Clara, en Sonora, así como el monitoreo satelital, para los científicos que realizan trabajos de investigación en el hábitat de esta especie señalan que hace falta un control más estricto en los patrullajes y en la pesca, pues persiste la captura de la totoaba.

Investigadores y pobladores del Golfo de California aseguran que existen verdaderas mafias en la pesca y, con el desmantelamiento de la Profepa -Procuraduría Federal de Protección al Ambiente- debido al recorte presupuestal desde 2019, la pesca ilegal continúa a costa de llevar a la extinción a la vaquita marina.

A escala internacional hace falta un acuerdo o convenio entre los gobiernos mexicano y chino para prohibir el comercio de la totoaba, debido a que el tráfico de esta especie continúa a manos de bandas delincuenciales, ya que la vejiga de este pez (considerada como un potenciador sexual) es conocida como la "cocaína acuática" y en el mercado negro chino un kilogramo alcanza precios superiores a los 100 mil dólares. Ahí está una tarea pendiente a nivel diplomático, pero hasta la fecha no se ve una política firme de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Mientras, vale reconocer los esfuerzos que han realizado grupos de científicos por reproducir en cautiverio a la vaquita marina, pues en el Zoo de San Diego se tienen muestras congeladas de ADN de las hembras, las cuales buscan clonar con las del macho y el objetivo es lograr una cría por año. De lograrse este programa, permitiría una importante recuperación de la población de esta especie endémica mexicana.


DEMANDA EN ESTADOS UNIDOS

Ante estos hechos, el pasado 14 de diciembre, el Centro para la Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) y el Instituto de Bienestar Animal (AWI), presentaron una demanda ante la Corte de Comercio Internacional de Estados Unidos con el fin de que el Departamento del Interior aplique sanciones contra México por permitir la pesca y el comercio ilegal de la totoaba, mismo que eleva el peligro para la vaquita marina.

Los ambientalistas pretenden con esta demanda que el gobierno de Joe Biden impida la importación de productos de vida silvestre de México, en el que se encuentran incluidos los pescados y mariscos; se trata de una presión económica para que el gobierno de López Obrador frene la pesca furtiva y aplique medidas efectivas de conservación para la vaquita marina y la totoaba.

Vale precisar que en este marco de la sanción económica, el mercado de exportaciones de México a Estados Unidos es de casi 600 millones de dólares, de acuerdo al 2021.
 


LA RESISTENCIA

Grupos de pescadores de San Felipe, Baja California, y del Golfo de Santa Clara, Sonora, después de las restricciones publicadas en el DOF en 2020, inmediatamente impugnaron las medidas, ya que argumentan que no hubo negociación y tampoco las autoridades les brindaron opciones para la subsistencia de las comunidades pesqueras del Alto Golfo de California y hasta la fecha esta resistencia continúa.

Los pescadores rebeldes y las mafias detrás de la totoaba han doblado al gobierno de López Obrador, cuya administración ha sido una de las más grises en la conservación de recursos naturales.

Ya veremos qué se desprenderá con la demanda en marcha; lamentable que sea Estados Unidos el que venga a poner orden en un tema que le compete atender y solucionar a las autoridades mexicanas.
 


 


 


 


EL CONTENIDO EXPRESADO EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES Y NO REPRESENTAN LA POSTURA POLÍTICA DEL DIARIO MÁS CLARO CLICK INFORMATIVO.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200


Miguel Ángel Regidor
2022-12-20

Siempre cierto. Gracias Alejandro