Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

Minera Cuzcatlán, un modelo de compromiso ambiental




Fecha: 2023-01-03


Por Alejandro Ramos Magaña 


SAN JOSÉ DEL PROGRESO, OAX.- Un plan de acción ambiental es por definición un compromiso por la vida, por la conservación de los ecosistemas y por garantizar el bienestar para las futuras generaciones. Así de concreto y así la dimensión del reto.


Este es el modelo que pude comprobar, no sólo en la política que impulsa la Compañía Minera Cuzcatlán (CMC), unidad mexicana de la minera canadiense Fortuna Silver Mines Inc., sino en el entusiasmo con el que los trabajadores realizan sus tareas ambientales en la superficie de la unidad minera de esta región del municipio de San José del Progreso.


La Compañía Minera Cuzcatlán se encarga de la operación del yacimiento subterráneo de oro y plata; comenzó sus operaciones comerciales en septiembre de 2011.


Y una acción a destacar, es que el área de medio ambiente de la minera, en su mayoría, está conformada por mujeres oaxaqueñas, quienes todos los días del año realizan y supervisan labores de recuperación de suelos, reforestación y mantenimiento de la masa forestal, recolección y cuidado de las semillas, así como de las flores madre. También son responsables del acopio y disposición final de residuos de manejo especial y sólidos urbanos generados por las actividades de la mina.


De acuerdo con datos del INEGI, San José del Progreso tiene una población de casi 8 mil habitantes y ocupa una superficie total de 66.34 kilómetros cuadrados. La actividad minera ha impulsado la actividad económica en este municipio y otros aledaños.


RESCATE DE FLORA Y SUELO


Rocío Martínez, gerente de Medio Ambiente de la CMC, comenta orgullosa que al cierre de 2022 se ha reforestado una superficie de 43 hectáreas (de 110 hectáreas de superficie que posee la mina).


Destaca que plantar árboles contribuye a la conservación de los ecosistemas y aumenta la captación de dióxido de carbono (que genera el calentamiento global), mitiga los efectos del cambio climático y capta agua pluvial para infiltrarla a los mantos acuíferos.


"Cuando empezó la actividad de la mina, en 2011, la superficie era de suelos agrícolas, y hasta con diversos grados de erosión. No había recursos forestales en la zona y es cuando se impulsan acciones contempladas a favor de la conservación de la biodiversidad y al uso eficiente de los recursos naturales", relata Martínez.


Además de las actividades que realiza el área de Medio Ambiente de la CMC, se tienen contratados los servicios de la compañía Adisa, la cual en los últimos cuatro años se ha encargado en apoyar labores de reforestación y mantenimiento en 24 hectáreas (de las 43 hectáreas intervenidas).


"Se han plantado en total 38,700 árboles en las 43 hectáreas con especies nativas de los Valles Centrales de Oaxaca como son el tunillo, garambullo, agave, copal, guamúchil, jarilla, mezquite, guaje y maguey", detalla el biólogo José Manuel Rodríguez, supervisor de Adisa.


Cabe resaltar que, del total de árboles, 26,000 de ellos fueron producidos en el propio vivero con el que cuenta la Compañía Minera Cuzcatlán.


El biólogo precisa que se ha logrado un índice de supervivencia superior al 85% en las especies reforestadas, lo cual es superior a la media nacional de 63%, de acuerdo con lo reportado por la Comisión Nacional Forestal (Conafor).


Y el área de Medio Ambiente de la CMC puntualiza que el plan de reforestación forma parte de las medidas de mitigación y compensación establecidas en los estudios de impacto ambiental y cambio de uso de suelo de la Manifestación de Impacto Ambiental de la minera, el cual fue aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).


APOYO A LAS COMUNIDADES


Sarahí Pérez, coordinadora de Medio ambiente de la CMC, informa que dentro del plan de producción forestal también se contempla la entrega gratuita de plántulas a las comunidades aledañas a la mina y a las autoridades municipales para que realicen actividades de reforestación y contrarresten la erosión de suelos.


MANEJO DE RESIDUOS


Al recorrer la zona de la mina nos encontramos con una instalación perfectamente limpia, señalizada y ordenada que corresponde al Área de Almacenamiento de Residuos de Manejo Especial y Sólidos Urbanos. Todos los tambos o contenedores con capacidad de 200 litros están herméticamente cerrados. Las mujeres, principalmente, le han puesto su sello de estricto control y orden.


La gerente Rocío Martínez me precisa que la mina no genera residuos peligrosos como tal, sino que se trata de residuos de manejo especial, como son: aceites, químicos de laboratorio, filtros de aire y trapos impregnados con hidrocarburos.


"Cada mes contratistas externos recolectan los residuos de manejo especial para su posterior tratamiento; aproximadamente la mina genera 10 toneladas mensuales de estos desechos", detalla Martínez.


Asimismo, la CMC cuenta con un espacio destinado al acopio de madera, plásticos, manganeso, fierro, aceite vegetal quemado (residuos de la cocina y que se trata para hacer biodiésel), hule y llantas. La madera se regala a la gente de San José del Progreso y de otras agencias municipales para que la utilicen como leña. El resto de los residuos se venden a empresas dedicadas al reciclaje.


Vale acotar que el Plan de Manejo de Residuos Urbanos y de Manejo Especial está aprobado por la Semarnat y por las autoridades ambientales del estado de Oaxaca, a quienes cada 6 meses les entregan un informe sobre la cantidad de residuos generados y cuál fue la disposición final.


De todos los desechos generados en la mina el 90% se aprovecha como residuo valorizado y el restante 10% se deposita en el relleno sanitario de San José del Progreso.


MONITOREO DE LA CALIDAD DEL AIRE


También la CMC posee un sistema de monitoreo atmosférico móvil para medir la concentración de partículas menores a 10 y 2.5 micrómetros (PM10 y PM2.5), cuya información la comparten cada 3 meses a la Semarnat y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para demostrar que los niveles de concentración están dentro de la norma.


Además, para hacer más riguroso este monitoreo de la calidad del aire en la zona, una empresa externa mide la concentración de partículas las 24 horas del día. Los resultados de ambos monitoreos son procesados en la gerencia de la mina con el fin de instrumentar programas de mitigación, según sea el caso.


Asimismo, envían reportes a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) sobre las emisiones de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), y hasta la fecha se mantienen dentro de la norma.  


La mina San José es subterránea lo que minimiza los impactos ambientales en superficie.


PRESA DE JALES


Durante el recorrido también se visitó el Dry Stack, el depósito de jales secos (aplanamiento de rocas molidas después de la extracción de minerales), cuya área se encuentra impermeabilizada y con una geomembrana, la cual es supervisada por las autoridades ambientales locales y federales, y hasta por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).


Esta presa o depósito sólo se emplea para almacenamiento de jales secos, ya que se le extrae el agua a las rocas molidas y se genera una recirculación del agua en el proceso de la mina. De tal forma que se tiene una recuperación del 95% del total del agua para el proceso minero.


Cabe precisar que el agua que se utiliza en la mina es tratada y proviene de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) del municipio de Ocotlán de Morelos, Oaxaca.


La presa tiene una capacidad de 2 millones 300 mil metros cúbicos y actualmente se encuentra al 85%, y no representa ningún riesgo de desbordamiento.


Un proceso a destacar, es que esta minera no utiliza el cianuro para separar los minerales, para tal efecto emplean el proceso de flotación, mediante dos reactivos: colector y espumante (ambos se degradan naturalmente en el proceso) para extraer la partícula de valor, lo que lo hace más seguro y amigable con el ambiente.


Un dato adicional a destacar es que la misma presa se ha convertido en un hábitat para las aves migratorias (de Estados Unidos y Canadá) y flora acuática.


LA PTAR


La CMC reutiliza el agua residual que proviene del municipio de Ocotlán de Morelos (aproximadamente de 20 mil habitantes), no se emplea agua potable. Hasta el 95% del agua utilizada en la minera San José es tratada y reutilizada.


La CMC capta las aguas negras (13 litros/segundo) que desecha la población de Ocotlán de Morelos por medio de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, propiedad del Ayuntamiento de Ocotlán, y que la Compañía Minera administra y le da mantenimiento a través de un contrato de comodato, en el que se le brinda mantenimiento mediante un esquema de comodato, comenta Irma Benitez López, coordinadora de la PTAR.


"Un 80% del agua tratada se envía a la minera para sus procesos y el 20% restante se suministra a la Unidad Deportiva de Ocotlán de Morelos. para riegos de jardines y a los baños públicos del mercado municipal", subraya.


En esta PTAR se da tratamiento a los lodos y al agua, en cumplimiento a las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) 04, para reutilizar en viviendas; NOM-01, específica para el tratamiento de agua residual, y se cumple con la NOM-03 para el reúso de agua en jardines.


Todo el proceso de tratamiento es biológico y pasa por tres procesos: el primario, en el que se le quitan las impurezas al agua; secundario, remoción de toda la materia orgánica por medio de oxigenación continua; y terciario, la desinfección.


CELDAS SOLARES


En el campo de las energías renovables dicha Compañía instaló 72 celdas solares, en 2021, las cuales generan energía eléctrica para el área de oficinas y laboratorios (que representa el 2% del total del consumo eléctrico de la mina), y proyectan este año la ampliación de este sistema fotovoltaico para otras áreas. El resto de la energía eléctrca es suministrada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante su planta eólica de la región.


Un dato adicional, es lo referente a los transformadoreslos del sistema eléctrico, los cuales son secos, completamente encapsulados, de baja inflamabilidad y no utilizan ningún aceite eléctrico (Bifenilos Policlorados, PCB’s, los cuales fueron prohibidos en 1979 por la Convención de Estocolmo por sus efectos dañinos a la salud y al ambiente, aunque aún es posible encontrar este tipo de compuestos en uso). Y de hecho en las visitas que realiza la Profepa a la mina inspecciona estos equipos y certifica que su operación no afecta a ningún ecosistema.


CONTROL DE MASCOTAS


La superficie de esta mina también se ha convertido en un punto de atracción de perros y gatos, pues casi todos los días llegan en busca de refugio y atención. Para tal efecto, la CMC puso en marcha el Programa Control Canino, mediante el cual se realizan tareas de esterilización y adoptación. 


Denrto de la zona minera se habilitó una área para el resguardo temporal en donde las mascotas reciben alimentación, cuidados y son revisados por dos médicos veterinarios, provenientes del municipio de Ocotlán de Morelos y de la ciudad capital Oaxaca. A la fecha se han entregado en adopción, principalmente a los trabajadores mineros, 48 ejemplares, entre perros y gatos, jóvenes y adultos.


PROCESOS CLAVES


La CMC tendrá que actualizar en febrero próximo su Plan de Manejo de Residuos Mineros, el cual vence el marzo, y los directivos de la Compañía tratarán de alinear el nuevo permiso con la ampliación de vigencia en materia de impacto ambiental que la Semarnat dio por 12 años más a partir de 2021.


La concesión que tiene la CMC para sus operaciones es por 30 años, y éstas empezaron en 2011.


RANKING


En el ranking mundial ocupa el séptimo nivel (de acuerdo con World Silver Survey 2019-The Silver Institute), y en el ámbito nacional se ubica en el cuarto lugar. Cotiza en dos bolsas internacionales: Nueva York y Londres. Y la CMC reportó una producción de 1.38 millones de onzas de plata y 8,295 onzas de oro en el segundo trimestre de 2022.


MANO DE OBRA


El 95% del personal de la Compañía Minera Cuzcatlán es nacional y el 70% es del municipio de San José del Progreso y de municipios aledaños. La minera genera mil empleos directos, sus proveedores son empresas locales, y que hasta la fecha han invertido más de 200 millones de dólares, tanto en el complejo minero como en otras obras a la comunidad.


Esta compañía posee 47,844.2 hectáreas legalmente concesionadas, de las cuales actualmente ocupan 110 hectáreas para operaciones en superficie. Además, la producción de plata y oro en los primeros seis meses de 2022 totalizó 2,743,525 onzas y 16,534 onzas, respectivamente.


En materia de responsabilidades, la CMC cumple a cabalidad con todas las aportaciones de ley, incluyendo el Impuesto sobre la Renta, Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU), Derechos Especiales y Extraordinarios Mineros y Cuotas por Hectáreas, entre otros.


FONDO MINERO 


Un dato muy cuestionado por la Industria Minera nacional ha sido la política del gobierno de López Obrador, quien decidió la desaparición del Fondo Minero (supuestamente porque había mal uso de estos recursos en gobiernos anteriores, pero a la fecha nadie ha pisado la cárcel).
Y vale precisar que a través de este mecanismo –que no proviene de recursos públicos, sino del porcentaje de utilidades de las compañías mineras que era del 7.5 al 8% y que se destinaban a los municipios donde se realiza la actividad–, aportaron del 2014 (cuando se creó) hasta 2020 un total de 21.6 mil millones de pesos, de los cuales, 10.4 mil millones, que representan 48% del total, se asignaron a dos mil 553 proyectos para el mejoramiento y desarrollo social de las comunidades afectadas.


 


 


 


EL CONTENIDO EXPRESADO EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES Y NO REPRESENTAN LA POSTURA POLÍTICA DEL DIARIO MÁS CLARO CLICK INFORMATIVO.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200