Menu
Inicio
Nacional
Internacional
Educación
Escaparate
Salud
Deportes
ENTRETENIMIENTO
Opinión
Estados
CIUDAD Y METRÓPOLI
MEDIO AMBIENTE
RELIGIÓN
CULTURA
HO.RE.CA.
Revista
Contacto

Noticia

La cueva de Cuevas




Fecha: 2023-01-18


Por J. Felipe Escorcia Martínez 


Como la mayoría de los políticos y algunos gobernantes en México, la alcaldesa de Cuauhtémoc en la Ciudad de México, Sandra Xantall Cuevas Nieves, vive en una esfera de cristal donde no le interesa lo que acontece con el entorno de aquellos que la eligieron. A más de un año de “trabajar” como titular de la demarcación, se ha visto envuelta en diferentes escándalos mediáticos; baste recordar que el día de su protesta se organizó un evento hollywoodense con alfombra roja, música y mariposas. Y qué decir de las amenazas y agresiones que sufrieron dos elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital del país, en las instalaciones de la Alcaldía, por no acatar los caprichos de la Señora.


          Lejos de actuar como una funcionaria pública responsable al nivel del puesto que detenta, se la ha pasado culpando al gobierno de la Ciudad de México de los problemas que ocurren en su ámbito de competencia. Su falta de experiencia en la relación con el Pueblo y su egocentrismo, la alientan a echarle la culpa a otros y no aceptar su responsabilidad. Como candidata de la alianza “Va por la CDMX” del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) logró el triunfo en la alcaldía Cuauhtémoc; así mismo, fue respaldada por el morenista Ricardo Monreal, quien influyó para el triunfo de Sandra Cuevas. Sin el apoyo político del senador Monreal, no era factible que ganara la elección por la falta de presencia política; es decir, antes de 2020, nadie en la Cuauhtémoc la conocía.


          Hoy es diferente, gracias a las redes sociales y a su comportamiento como Alcaldesa, conocemos su verdadera personalidad: clasista, racista, prepotente, déspota, mentirosa y con un nepotismo marcado. Es más, los medios de comunicación corporativos rehúyen entrevistarla por sus maneras. En mayo del año pasado, durante una entrevista con el periodista Salvador García Soto del periódico El Universal  y a la pregunta del por qué estaba borrando el arte popular de la Alcaldía, Sandra Cuevas negó que ella haya dado esa orden; sin embargo, al insistir García Soto sobre el hecho, la Alcaldesa interrumpió la entrevista colgando el teléfono.


          Este es un detallito del actuar de la señora Cuevas. No le importa lo que ocurre en su alcaldía, pero sí lo que acontece en el resto de la capital del país para golpetear políticamente a Claudia Sheinbaum Prado. Sin respetar a los accidentados y familiares del incidente, la semana pasado en la línea 3 del metro, Cuevas Nieves  usó su protagonismo en el lugar de los hechos y subió un video para acusar a Sheinbaum por su ausencia en el accidente; cual ave de rapiña usa los reflectores de las redes sociales para hacerse destacar ante la opinión pública, pero no acepta las necesidades de la Alcaldía que dirige. De acuerdo a datos oficiales los delitos de violencia contra la población no han disminuido, por el contrario aumentan; los reclamos de los habitantes de la alcaldía Cuauhtémoc por bacheo, luminarias, vigilancia y limpieza de las calles son constantes pero  ella no sabe o no quiere conocer. 


          Su comportamiento, desde que asumió el cargo de Alcaldesa, ha sido de una actriz del celuloide; siempre vistiendo con sus mejores galas, destacando su figura rechoncha y su marcado desprecio hacia los menos privilegiados económicamente. Llegó al puesto no por mérito propio, sino por la tutela de Ricardo Monreal. Ahora, en declaraciones de ella misma, pretende contender en 2024 para la gubernatura de la Ciudad de México; que lástima, porque carece de un liderazgo y una empatía con los habitantes de la Capital. Alguien la está inflando políticamente, pero una carrera de esta envergadura no se hace con halagos de sus cercanos sino con hechos hacia sus gobernados; para su mala fortuna, todavía le falta mucho por recorrer. Esa es su realidad y aunque se acorace en su cueva, con su actuar sólo está labrando su camino hacia el olvido en la Historia. 


 


 


 


 


EL CONTENIDO EXPRESADO EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES Y NO REPRESENTAN LA POSTURA POLÍTICA DEL DIARIO MÁS CLARO CLICK INFORMATIVO.





Comentarios


*Cada noticia esta sujeta a 10 comentarios de 200 caracteres.


0/200